Beneficios del yodo durante el embarazo

Sabías que uno de los beneficios del  yodo durante el embarazo es el aumento en el coeficiente intelectual de tu bebé, así que si quieres que tus hijos sobresalgan en sus estudios ya sabes que debes incluir este alimento en tu dieta.

 Beneficios del yodo durante el embarazo

Según un estudio realizado a mujeres embarazadas, los hijos de madres que mantuvieron un nivel adecuado de yodo durante el embarazo obtuvieron tres puntos de diferencia en su coeficiente intelectual comparado con el de los hijos de madres con niveles bajo en yodo.

Es recomendable consumir el yodo de manera natural y para ello se debe incluir en la dieta alimentos ricos en yodo tales como lácteos, mariscos, pescados, avena, huevos, brócoli, zanahoria y espinacas entre otros.

La cantidad de yodo que necesitamos en nuestro organismo es poca pero imprescindible, ya que es esencial para el funcionamiento apropiado de la glándula tiroides, estimula el metabolismo, facilita que nuestro organismo queme el exceso de grasa, fortalece el cabello y las uñas, y la agilidad mental.

Entre lo síntomas por falta de yodo en nuestro organismo se encuentran:

  • Los calambres musculares

  • Las manos y pies fríos

  • La tendencia al aumento de peso

  • La mala memoria

  • El estreñimiento

  • Depresión

  • Dolores de cabeza

  • Debilidad

  • Piel seca

  • Y las uñas quebradizas

Si estás embarazada consulta con tu médico los niveles de yodo en tu organismo, así sabrás si necesitas aumentar el consumo de los alimentos ricos en yodo mencionados anteriormente.

Si quieres más consejos en tu correo escríbenos a contacto@9mesestv.com

Suscríbete para más videotips a nuestro canal YouTube

 

 

Cuidado de la piel del bebé

El cuidado de la piel del bebé es muy importante ya que su piel es muy delicada por los primeros 2 a 3 años, porque no cuentan con la melanina, el pigmento que defiende la piel de los rayos ultravioleta el cual actúa como un mecanismo natural de protección para la piel.

Recuerda proteger a los más pequeños de los rayos del sol.  Foto cortesía John 'K' y AF Ross.

Recuerda proteger a los más pequeños de los rayos del sol. Foto cortesía John ‘K’ y AF Ross.

Por lo tanto unos tips prácticos para cuidar la piel de tu bebé.
Debes tener en cuenta que si planeas exponer tu bebé al sol debes hacerlo durante las horas menos calurosas del día esto es por las mañanas hasta las 10am y por las tardes a partir de las 5pm en adeltante. Evita exponer a tu bebé al sol de 11am a las 4pm.

Si el bebé es menor de 6 meses es preferible evitar la exposición directa al sol, ya que su organismo no tiene suficiente capacidad para eliminar el calor.

Otro tip es cubrirlos del sol con un sombrerito, camisas ligeras de manga larga y zapatillas suaves para que no se quemen los piesitos.

También el protector solar ayuda mucho. Sin embargo ¿Qué debes tomar en cuenta a la hora de elegir un protector solar para tu bebé?

 

  • Lo más importante es que sea de alta protección, un “FPS” o factor de protección solar mayor de 50.
  • También debes asegurarte que el protector que elijas brinde una doble protección frente a los rayos UVA y UVB, ya que de esta manera se pueden prevenir las quemaduras.
  • Debes repetir la aplicación si ves que esta sudando mucho o ha estado en el agua.
  • Asimismo, elige un producto resistente al agua, que brinde una protección más prolongada.
  • Es muy importante hidratar la piel de tu bebé antes y después de tomar el sol.  Para esto te recomendamos utilizar una crema nutritiva antes de exponerlo al sol y después un producto con la leyenda “aftersun” especiales para los niños más pequeños.
  • Aunque la mayoría de los protectores solares vienen en presentaciones cremosas, puedes optar por los de consistencias ligeras como spray, ya que son más prácticos. Sin embargo tienes que tener mucho cuidado al momento de la aplicación, ya que si hay viento le puede caer en los ojitos o lo pueden inhalar y ninguno de los dos es bueno que pase.


A partir del primer año, puedes ir acostumbrando a tú bebé al sol con solo diez minutos diarios.  Recuerda que ni la sombrilla o paraguas, gorra o  la capota de la carriola son suficientes para proteger a los pequeños del sol, especialmente durante las horas más cálidas.

Después de tomar el sol te recomendamos bañar a tu pequeño con jabón de avena, o de aceite de almendras con un ph neutro para hidratar la piel de tu bebé ya que ésta se deshidrata al estar expuesta al sol.

Si quieres más consejos en tu correo escríbenos a contacto@9mesestv.com
Suscríbete para más videotips a nuestro canal YouTube

 

Plugin from the creators ofBrindes Personalizados :: More at PlulzWordpress Plugins
Copyright 9MESES 2013 - Todos los derechos reservados 9MESES 2013
%d bloggers like this: